Crear una cuenta

Nuestros olivos

Variedades de aceituna Picual y Arbequina

Nuestros olivos proceden de la variedad de olivo Olea europaea.

El olivo Picual es longevo y fornido; de pequeño tamaño y porte abierto, densidad vegetativa espesa, copa ancha irregular y extendida y perímetro entre 1,5-3m; y sus ramas son gruesas, retorcidas, nudosas y curvadas.

El olivo Arbequina es de vigor medio-bajo, porte abierto, densidad media, maduración temprana, desprendimiento difícil de ramas finas y flexibles, productividad alta, buena regularidad y rendimiento graso medio-bajo.

Ambas variedades de olivo son de tronco grueso de aspecto retorcido, bastante ancho en la base y comprimido; de corteza gris finamente fisurada, con hendiduras; y de buen enraizamiento, con raíces poco profundas que abarcan igual o más que el perímetro de la copa.

Las hojas de los olivos son perennes y están presentes en toda la superficie. Viven unos 2-3 años y se caen en primavera, para dar paso a nuevas hojas. Son opuestas, algo estrechas, de 1-3 cm de ancho y de 4-10 cm de largo; lanceoladas con el ápice ligeramente puntiagudo, enteras, coriáceas, glabras; de color verde gris oscuro por el haz, y más pálido y densamente escamoso por el envés (porque contienen una importante pubescencia que las protege del frío); y de peciolo muy corto, bordes suaves y estomas hundidos, que les permiten disminuir la pérdida agua.

Las flores son hermafroditas o masculinas, pequeñas, con cáliz de cuatro sépalos y corola de cuatro pétalos blancos, dos estambres amarillos, dispuestas formando largos racimos en las axilas foliares de la madera, y son de agradable aroma.

Al ser el olivo una planta angiosperma, florece entre Junio y Agosto, y es polinizado por insectos. Es de floración media, maduración precoz, desprendimiento fácil de la aceituna, productividad alta, buena regularidad (poco vecero, gracias al riego y la recolección temprana, entre otras técnicas que aplicamos); es poco resistente al frío, al suelo calizo, a la sequía y a la tuberculosis, la mosca y el verticillium; y es muy resistente al repilo.

Nosotros controlamos la salud y evolución del olivar a lo largo del año.

El seguimiento de todo el proceso de cultivo y cuidado de nuestro olivar, como el riego, la nutrición y la poda, entre otros, es llevado a cabo por personal técnico especializado y experimentado, como ingenieros agrónomos, que registran cada paso en nuestro Cuaderno de Campo. A su vez, todo este control permite un mejor y mayor control de la trazabilidad.

Back to Top