Create an Account

Limpieza del aceite: Decantación y filtrado

El aceite recién producido no lo consideramos listo para su envasado. Podríamos, porque es de aroma y sabor exquisito, pero preferimos limpiarlo y eliminar posibles y minúsculas impurezas que puedan estropear el aceite con el tiempo al evolucionar una vez almacenado.

Como medida de seguridad, para eliminar las posibles pequeñas partículas sólidas que puedan quedar y después fermentar, nosotros decantamos el aceite en depósitos de acero inoxidable especialmente preparados para la decantación, durante un máximo de 12h, según la partida. Así, el aceite se va asentando y hacemos purgas cada 1,5 horas.

Para eliminar mejor, si cabe, dichas pequeñas partículas, con máximo cuidado y atención, para no perder volátiles y guardar el equilibrio de amargo y picante, continuamos con la eliminación de los “finos” con la centrífuga vertical. Elimina las ínfimas partículas de piel y hueso, y restos de agua de vegetación y de lavado que pudieran quedar, para que de ninguna manera puedan alterar las sensaciones gustativas y olfativas futuras del aceite producido.

Aún así, por si quedaran micropartículas, posteriormente filtramos el aceite con placas de celulosa. Supone un devastado suave para quitar humedad y eliminar impurezas de manera poco agresiva.

Back to Top